Connect with us

Comunales

Odontólogas de la Universidad de Valparaíso refuerzan desde hace seis meses las redes de salud locales de Illapel y Caleta Tortel

Diarios Comunales

Publicado

el

Seis meses de intensa pero fructífera labor en consultorios y postas rurales pertenecientes a los sistemas de atención primaria de salud de la comunas de Illapel y Caleta Tortel cumplieron el pasado 2 de noviembre las cirujano dentistas recién tituladas de la Escuela de Odontología de la Universidad de Valparaíso Paula Catalán y Camila Paredes, respectivamente.

Ambas postularon a comienzos de este año a la Etapa de Destinación y Formación (EDF) para odontólogos, la cual -vía concurso público- selecciona a los mejores egresados de cada universidad para incorporarlos como dentistas generales de zona a localidades extremas, alejadas o aisladas de Chile, con el propósito de que contribuyan a reducir las brechas existentes en materia de salud bucal a nivel nacional.

Además, la EDF brinda a los profesionales de la disciplina que son escogidos la posibilidad de adquirir valiosas destrezas y experiencias fuera de aula, aspecto que al finalizar su desempeño se traduce en un mejor puntaje para postular a sus posteriores especializaciones.

Lo anterior fue destacado por el profesor Jaime Barraza, coordinador de la asignatura de Internado y de las prácticas profesionales de la Escuela de Odontología de la Universidad de Valparaíso, quien sostuvo que este concurso es un desafío para los estudiantes, ya que muchas veces resulta arduo, complejo, pero que en definitiva es muy gratificante. “Estas dos tituladas son un ejemplo de vocación y dedicación. Las felicito porque además fueron muy buenas estudiantes y no me cabe duda de que se desempeñarán de gran manera y ayudarán a mucha gente”.

Tanto Paula como Camila deberán permanecer en sus respectivas destinaciones por un plazo que fluctuará entre los tres y cinco años, tiempo durante el cual esperan conocer en detalle la realidad de las comunidades en las que hoy ejercen, esforzándose por contribuir con su quehacer al bienestar de las personas que viven en ellas, seguir aprendiendo y -de paso- dejar huella y educar.

En efecto, estas tituladas coincidieron al comentar que al aceptar ser dentistas generales de zona asumieron voluntariamente el desafío de ser parte de un servicio público valioso, que busca dar respuesta a la precariedad del sistema de atención primaria de salud, en particular en lo referido a las prestaciones odontológicas.

Hacer patria

Desde mayo pasado Paula Catalán, fue destinada a la comuna de Illapel. En medio de un territorio difícil, donde el agua es tan escasa como la atención dental, llegó -como ella misma lo afirma- para “hacer patria”.

“En principio quería ir al sur, pero al final me seleccionaron para venir hasta acá. Ha sido una experiencia fascinante en lo profesional y humano, pero -no lo voy a negar- el nivel de trabajo es absorbente: hay días en que una está 12 horas seguidas atendiendo y haciendo todo tipo de labores, administrativas y logísticas. Porque en una comuna como ésta, que si bien tiene 30 mil habitantes y un centro urbano grande, hay muchos sectores rurales alejados, donde la gente con suerte puede ver a un dentista una vez al año”, confesó la titulada de la Escuela de Odontología .

No obstante, Paula aseguró que en todo momento se ha sentido bien preparada para lidiar con la dificultades que ha enfrentado en este tiempo, lo que le ha hecho valorar y apreciar de manera distinta lo aprendido en la universidad, en particular aquellas materias que durante su formación pensó que eran innecesarias o que nunca las iba a ver cuando ejerciera como profesional.

“Antes de venir a Illapel trabajaba en el Cesfam Esperanza de Valparaíso, en el programa de prótesis. Si bien allí había carencias y desafíos, en nada se comparan con los de acá. Aquí he debido lidiar incluso con factores emocionales, ya que la carga es distinta; y porque aunque hay otros siente dentistas entre todos no alcanzamos a atender los requerimientos de la comunidad. A veces dejas sin atender a personas que te están esperando por horas y eso te afecta. Pero si me preguntaran ahora si estoy arrepentida de cumplir este desafío, diría absolutamente ¡no! Todo lo contrario. Yo le recomiendo a los estudiantes que hoy cursan el pregrado que postulen y hagan este servicio, porque los hará mejores dentistas”, concluyó Paula Catalán.

Continue Reading
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

banner UCN Whatsapp Diarios Comunales
OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Lo más leído